Las técnicas de ortodoncia invisible mediante alineadores transparentes constituyen una revolución en cuanto a los inconvenientes que presentan los tratamientos convencionales con brakets.

Existen diferentes técnicas en el mercado si bien en nuestra clínica hemos optado por Invisalign®, debido a que es el sistema más probado, desarrollado y con una mejor cobertura tecnológica del mundo.

Los medios diagnósticos (fotos, radiografías e impresiones) se remiten a la central de Invisalign® en USA. Todo ello se procesa mediante sistemas de tratamiento de imagen 3D remitiéndonos una planificación detallada del caso mediante el número de alineadores necesarios para llegar al resultado óptimo. El desarrollo tecnológico es tal que el paciente puede ver cual será la progresión en el tiempo, lo que aporta una gran tranquilidad y ganas de colaborar en el tratamiento.

El uso de los alineadores transparentes evita los inconvenientes estéticos, las aftas por rozaduras, dificultad en la higiene y demás contras del tratamiento convencional con brakets. Se trata de un tratamiento muchísimo más sofisticado tecnológicamente, más cómodo de llevar por parte del paciente y con menos visitas y más cortas a la clínica.

El ortodoncista es quien debe diagnosticar la maloclusión y decidir si es susceptible de ser tratada con Invisalign® y en ese caso informar del tiempo aproximado de tratamiento.